Protocolos de limpieza y desinfección de explotaciones para evitar la agalaxia contagiosa

En todas estas las operaciones se procederá a la utilización de biocidas (tanto detergentes como desinfectantes), con sus correspondientes registros, anotando las fechas y referencia de las facturas de compra y aplicación.

Todos los detergentes y desinfectantes usados:

· Deben ser productos comerciales homologados y autorizados.

· Deben ser seguros para el hombre, animales y medio ambiente y no dejar residuos en las producciones (carne, leche…).

· Se han de utilizar en las dosis y con los medios de protección recomendadas por el fabricante para su aplicación.

· Se han de respetar los plazos de seguridad indicados en las fichas técnicas.

· Se deben conservar en sus envases originales y correctamente etiquetados.

· Se almacenarán correctamente para evitar vertidos y contaminaciones accidentales, y sobre todo fuera del alcance de los niños. Salvo los detergentes de la ordeñadora que estarán en la lechería, el resto es recomendable guardarlos en una taquilla.

Suelo aprisco pavimentado de hormigón y lugar estancia ganado

Antes del comienzo de los partos:

– Retirada de todo el material móvil.

– Extracción mecánica del estiércol sólido.

– Limpieza de suelos, paredes y utensilios con agua a presión.

– Aplicación de desinfectante y/o desinsectación de locales con productos registrados y autorizados. La aplicación se realizará según las indicaciones del producto a utilizar.

 Suelo aprisco sin pavimentar, de grava

Antes del comienzo de los partos:

– Retirada de todo el material móvil.

– Extracción mecánica del estiércol sólido.

– Limpieza de paredes y utensilios.

– Una vez seco aplicación de desinfectante y/o desinsectación de locales con productos registrados y autorizados. La aplicación podrá realizarse con equipo a presión o mochila.

La maquinaria (pala tractor, carros unifeed) y material ganadero (comederos, bebederos, queletas) se vigilarán de manera rutinaria y continuada manteniéndolos en buenas condiciones higiénicas y lavándose con asiduidad.

Todos los vehículos para transporte de animales de la propia explotación se han de limpiar y desinfectar al inicio y fin de cada movimiento.

Sala de espera y fosa de ordeño

Después de cada ordeño se procederá al cepillado a fondo para eliminar todos los restos de materia orgánica tanto de la sala de espera como de la fosa. Una vez al mes desmontar la parrilla de la fosa de ordeño y efectuar una limpieza con agua a presión con detergente, y una vez seca la solera de la fosa espolvorear 0.5 kg de superfosfato de cal.

Al finalizar la campaña de ordeño, retirar pezoneras y gomas de la ordeñadora, cepillar, limpiar con agua a presión con detergente y a las 24 h aplicar un desinfectante con la máquina de presión.

Máquina de ordeño y tanque de refrigeración

Enjuagar con agua templada, inmediatamente después del ordeño o vaciado del tanque para arrastrar y eliminar los restos de leche.

Lavar con agua caliente, (temperatura superior a 38º C) alternando detergente ácido y alcalino en el ordeño de la mañana y de la tarde, siguiendo las instrucciones del producto utilizado.

Enjuague final con agua limpia y potable.

Fuente: rica.chil.org

El CITA investiga cómo aprovechar los excedentes hortícolas para mejorar el perfil nutricional de la carne bovinaEl tamaño de partícula del pienso es importante para la salud intestina