Proyecto piloto de granja inteligente de porcino

La Diputación de Lleida ha presentado un proyecto para construir una granja piloto de porcino para aplicar la última tecnología y transferir los resultados a los ganaderos.

El programa pretende impulsar la producción sostenible inteligente, el respeto al medio ambiente y la eficiencia del sector porcino, mediante la modernización de las granjas, con la introducción de la maquinaria y la tecnología más innovadora que evite el desperdicio de recursos y aumente la rentabilidad de las explotaciones”, según ha explicado el profesor asociado del departamento de Ciencia Animal de la UdL y director del proyecto Porcino Eficiente, Gerardo Blanco.

Para conseguir todos estos objetivos, se desarrollarán las últimas herramientas existentes en el sector porcino en los ámbitos de la eficiencia, la tecnología, la sanidad y las deyecciones ganaderas para transferir los resultados a los profesionales del sector.

En cuanto a la parte técnica de eficiencia, el Centro de Estudios Porcinos (CEP) de Torrelameu trabajará de forma individualizada con cada animal con el fin de ajustar sus necesidades alimentarias y sanitarias y reducir la cantidad de deyecciones que producen las explotaciones y, por tanto, la contaminación del medio ambiente.

En cuanto al ámbito de la tecnología, la Diputación de Lleida construirá en unos terrenos de un municipio leridano aún por determinar una granja piloto con 300 o 400 cerdas, que estará del todo robotizada, para aplicar las últimas técnicas de manejo de los animales y llevar a cabo todos los estudios referentes a la gestación y la reproducción.

También se organizarán talleres y visitas guiadas para los profesionales. La infraestructura estará terminada entre finales del 2019 y principios del año 2020. El Grupo de Saneamiento Porcino (GSC) desarrollará una plataforma en la que los técnicos podrán conocer a tiempo real las alertas sanitarias del territorio.

En cuanto a las deyecciones, la tarea corresponderá al Ayuntamiento de Alcarràs y se harán los estudios pertinentes para transformar los purines en abonos para árboles frutales. El proyecto tiene un presupuesto de 3,1 millones de euros y dispone de una financiación del 50% por parte de los fondos Feder de la Unión Europea. La Diputación colabora en este proyecto con la Universidad de Lleida, el Centro de Estudios Porcinos (CEP) de Torrelameu, el Grupo de Saneamiento Porcino (GSC) y el Ayuntamiento de Alcarrás.

Fuente: agrodigital.com

 

Agregar selenio a la dieta vacuna disminuye el colesterol en la carneGanadería y biomasa para prevenir los incendios forestales