Factores que afectan a la capacidad inmunitaria del calostro en ganado ovino

La mayor parte de la mortalidad del cordero que ocurre durante las primeras 24 horas después del parto se puede prevenir al proporcionarle al cordero cantidades suficientes de calostro de alta calidad durante este tiempo. Los datos de siete experimentos de nutrición de gestación tardía llevados a cabo en la Escuela de Agricultura de la Universidad de Dublín (Irlanda) entre 2002 y 2014 se han recopilado en un solo conjunto de datos que comprende 415 ovejas. Se llevó a cabo un análisis para investigar los impulsores clave de la producción de calostro de oveja, excluyendo la ingesta de nutrientes, a saber, la movilización de reservas corporales, el tipo de raza de oveja, la edad de la oveja, la duración de la gestación y el peso al nacer del cordero.

El volumen de calostro producido a las 1 y 18 horas después del parto fue significativamente menor que el volumen registrado a las 10 horas después del parto. El resultado de este análisis muestra los factores clave que excluyen la nutrición de las ovejas que impulsan la producción de calostro. El tipo de raza de oveja en particular parece jugar un papel importante en la capacidad de la oveja para producir cantidades suficientes de calostro de calidad adecuada.

En conclusión, el resultado de este análisis destaca los factores importantes asociados con el volumen de calostro de oveja y el rendimiento de inmunoglobulinas, excluyendo la nutrición. En particular, la estructura general del rebaño, como el tipo de raza y la edad de la oveja, es importante cuando se considera la capacidad del rebaño para satisfacer las demandas de calostro y, por lo tanto, reducir la mortalidad de corderos.

Fuente: rica.chil.org