Control de calidad

Si la tecnología de la fabricación se hace fundamental a la hora de garantizar un producto, el control de calidad asegurará que siempre se aplique esa tecnología de forma correcta y sobre unas materias primas adecuadas, contrastadas y controladas. Solo así podemos seguir certificando la calidad nuestros productos.

Dentro de estos controles podemos destacar:

• Selección de nuestros proveedores en función de la calidad.

• Análisis sistemático tanto de materia prima como de producto acabado.

• Calibración cuatrimestral de todas las básculas.

• Protocolos de limpieza tanto de los circuitos de fabricación como de todos los almacenes y anexos.

• Implementación de protocolos de mejora y APPCC.

• Clasificación por lotes y trazabilidad asegurada.

• Solicitud de certificados de garantía a nuestros proveedores.

• Emisión de certificados de garantía de nuestros propios productos.